CUANDO LA PAREJA FUNCIONA 🙏🏼 [CLAVES]

CUANDO LA PAREJA FUNCIONA 🙏🏼 [CLAVES]

¿Qué hace que una relación de pareja funcione?  

Pues como bien puedes imaginar, que las acciones que llevan a cabo en su día a día los miembros de la pareja inclinen de manera positiva en lugar de negativa la balanza de su relación. Así de simple. Todo consiste en establecer una serie de dinámicas que faciliten la aparición de pensamientos y sentimientos positivos en ambos miembros respecto al otro. Dinámicas que tienen que ver con una serie de hábitos en el ámbito afectivo, de comunicación y de conducta. Todo ello hace que la pareja tenga una perspectiva optimista acerca del presente y el futuro de su relación.

En este video comparto contigo qué es lo que funciona cuando una relación es estable y satisfactoria para ambos miembros de la pareja.  

Establecer una relación de pareja positiva, una relación que nutra a sus integrantes a nivel emocional, intelectual…, una relación en la que reine el respeto mutuo, el cariño, la empatía, la comunicación fluida, etc… Es como obtener un billete directo a la felicidad. [IMAGEN 2] El bienestar que este tipo de relación proporciona, repercute de manera beneficiosa en nuestro estado de salud. Tanto física como mental. La recompensa es mayor que si te tocara la lotería. [IMAGEN 3] Por eso te animo a que veas los demás vídeos de este canal. Porque están pensados para que alguien como tú pueda conseguir este tipo de relación.

 

¿Qué es lo que funciona cuando la relación es estable y satisface a ambos miembros de la pareja?

 

Compromiso

Sin compromiso no hay relación estable y feliz. No hay paraíso. Cuando dos personas se comprometen a llevar una vida en común, significa que van a hacer todo lo posible para que esa vida en común funcione. Asumen responsabilidades y están dispuestos a perseverar en el esfuerzo que eso supone. Son muy conscientes que todo lo que vale la pena en esta vida requiere de esfuerzo. Vivir juntos no es el objetivo, sino el ser felices viviendo juntos. Por supuesto este compromiso tiene sus gratificaciones que producen un sentimiento de bienestar. Y son las que motivan a los miembros de la pareja a seguir manteniendo su compromiso.

¿Qué implica este compromiso?

Quiero destacar dos claves:

1.- Valorar las cualidades positivas del compañero o compañera. El hecho de tener en mente que el otro es una persona resolutiva, tenga sentido del humor, o su dedicación para con los hijos, etc… es un estímulo positivo continuo. Es importante ser conscientes de lo bueno que tiene nuestro compañero o compañera.

2.- Agradecer lo que uno tiene con esta persona comparado con lo que puede observar en otras relaciones de pareja.

 

Intimidad

Los miembros de la pareja establecen conversaciones que los llevan a conocerse en profundidad. [IMAGEN 5] Conversaciones que les permiten comprender los sentimientos, las perspectivas sobre la vida y la manera de reaccionar y actuar del otro. Con lo que generan una gran cantidad de conexión emocional entre ellos.

La intimidad aporta un sentido profundo a la relación. Es lo que permite que los miembros de la pareja eviten el sentimiento de ser simplemente compañeros de piso. O el sentimiento de soledad. La intimidad aporta bienestar emocional porque uno se siente acompañado de manera profunda. Y eso aporta sentido tanto al proyecto de vida en común como a la propia existencia.

 

Compatibilidad  en el Estilo de conflicto 

Todos y cada uno de nosotros tenemos una tendencia preferida a la hora de reaccionar ante una situación de conflicto con nuestra pareja. Algunos de nosotros preferimos evitar la confrontación, otros somos combativos y otros somos validadores, es decir, dialogantes serenos. Cualquiera de estos tres estilos de conflicto son positivos por sí mismos.

El que los dos miembros de la pareja sean combativos puede hacer que cuando tengan una pelea lleguen a saltar chispas. Pero eso no implica necesariamente que se falten al respeto o no puedan llegar a acuerdos. Simplemente indica que ante un problema, no tendrán inconveniente en plantearlo y debatirlo apasionadamente.

Tampoco tendrán inconveniente en plantear y debatir un problema una pareja con un estilo de conflicto “validador”. Lo que ocurre es que a diferencia de la anterior, lo harán de manera serena. Por otra parte las parejas con un estilo “evitador”, tienen sus propias estrategias para resolver sus problemas. Ellos prefieren correr un tupido velo a un conflicto que haya podido surgir, en lugar de discutir. Si se enfadan entre ellos, un miembro de la pareja saldrá a dar un paseo, el otro hará cualquier otra actividad y cuando se vuelvan a juntar, ya se les habrá pasado todo. Lo importante es que cuando la pareja discuta, predomine un sentimiento positivo sobre el negativo.

El problema surge cuando no coinciden los estilos de conflicto entre los miembros de la pareja. Cuando uno es combativo y el otro es evitador, por ejemplo Cuando surja un conflicto, el primero se sentirá ninguneado y el segundo sobrepasado emocionalmente. Como te puedes imaginar esas sensaciones negativas, si se van acumulando, acaban pasando factura a la relación.

En otras ocasiones he hablado de la importancia de gestionar el conflicto de manera positiva. De cómo las parejas felices, que también tienen sus broncas, por supuesto, tienen siempre en mente que su compañero o compañera es digno de confianza y respeto. Y esto hace que exista acogimiento en la manera de dirigirse el uno al otro. Por más que estén enfadados, que tengan un ataque de ira, es poco probable que le digan a su compañero o compañera: “¡Eres imbécil!” Y si llegan a decírselo es más probable que le digan: “¡Te has comportado como un o una imbécil!”. Que como puedes observar no suena tan duro porque no es un ataque a la personalidad sino al comportamiento puntual del compañero o compañera. Y en el caso menos probable que le dijera: “¡Eres imbécil”, es muy probable que posteriormente pidiera disculpas. Este acto de reparación emocional, mantiene el ambiente positivo y el futuro de la pareja.

 

Una gran cantidad de intentos de conexión emocional exitosos a lo largo del día

Intentos de conexión emocional tan simples como un “¡Mucho será que llueva!” se convierten en exitosos cuando el otro miembro de la pareja hace acuse de recibo y dice algo así como: “¡Pues menudo fastido!”

Los intentos de conexión emocional son como pequeñas ventanas hacia la comunicación con el otro. Quien los recibe tiene la oportunidad de abrirlas o dejarlas cerradas. Pueden ser tanto verbales, como en el caso anterior como no verbales. Una caricia, una sonrisa, un guiño. ¡O ambas a la vez!

Son estos pequeños intentos los que mantienen la buena salud de la conexión emocional global de la pareja. Las relaciones necesitan de este mantenimiento diario. Tampoco se trata de tener que responder a cada uno de los intentos de conexión. No creo que exista una pareja que responda al 100% o al 95% a los intentos que se lanzan el uno al otro. De lo que se trata es de ser conscientes de su importancia. Si nos acostumbramos a no responder, por que creemos que son comentarios “sin importancia”, y eso va sobretodo por ti, hombre de voluntad, lo que estamos haciendo es realizar pequeños actos de desconexión. Que si se van acumulando, impedirán que podamos conectarnos con cosas “más importantes”. Porque si un miembro de la pareja realiza intentos de conexión y, sistemáticamente, obtiene un silencio por respuesta puede acabar no comentando nada. Y, entonces, empezar a sentirse solo o sola. Y si esa sensación se establece, acabar rompiendo la relación o llevando una vida paralela. // En fin, está claro que nos conviene ser conscientes de la importancia de estos pequeños intentos de conexión y aprovecharlos lo máximo que podamos.  

 

Sexualidad satisfactoria

Lo que signifique “satisfactoria” depende de cada pareja, de las circunstancias, etc… Lo que está claro es que el amor de pareja se fundamenta en la sexualidad. El sexo es una poderosa manera de establecer vínculo y intimidad.

La práctica del sexo es muy variada. Lo que me interesa destacar es que el sexo contribuye al bienestar de la pareja y a su estabilidad tanto si se trata de un acto de desfogue, una sesión lúdico-festiva o una sesión en los que ambos conectan además de física, de manera emocionalmente profunda. Donde la ternura y el estar presente, abierto al otro, sea la pauta. Todo es positivo. Y considero que tiene que haber de todo.

La práctica sexual es un camino de autoconocimiento y de conocimiento del otro. Por eso es conveniente hablar de sexo con la pareja. Verbalizar las necesidades que podamos tener en cada momento. De qué nos apetece, qué nos gusta que nos hagan, etc… El sexo es un ámbito importante dentro de la pareja y hay que cuidarlo. No nos podemos permitir el lujo de dejar de practicarlo porque no encontramos un hueco. O que lo practiquemos deprisa y corriendo para que no sea dicho. Tiene que formar parte de nuestra agenda. De nuestras actividades importantes. Hacer el amor forma parte del cuidado de la pareja. La vida con sexo sin duda, es mucho mejor.

 

Compromiso, Intimidad, Estilo de Conflicto afín, Intentos de Conexión Emocional y Práctica del sexo, ¿cuál de ellos consideras más importante? ¿Cuál más añadirías?  

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment