LO QUE LAS MUJERES BUSCAN [REALMENTE] EN UN HOMBRE

LO QUE LAS MUJERES BUSCAN [REALMENTE] EN UN HOMBRE

¿Qué buscan, realmente, las mujeres en un hombre?

 

La respuesta a esta pregunta está relacionada con lo que necesitan en lo más profundo de su ser. Y justamente esto, es lo que vas a descubrir en este video. De la mano de la ciencia.

Tanto si te interesa establecer contacto de manera exitosa por primera vez con una mujer que te atrae. Como si te interesa una relación de pareja que tenga futuro, te conviene saber qué característica es la que más valoran las mujeres en un hombre.

Lo que las mujeres necesitan, lo que las mujeres buscan en un hombre, es algo muy simple. Si no se cumple, las opciones de poder disfrutar de una relación ya sea esporádica o de largo recorrido con ellas, se alejan o resultan prácticamente imposibles.

En una ocasión le preguntaron al genial astrofísico Stephen Hawking, cuál era el misterio que consideraba más intrigante.  Aquel que ponía en jaque su privilegiado cerebro. A lo que él respondió: “Las mujeres”.

“¡El tipo fue capaz de dar con fórmulas matemáticas que iluminan oscuros enigmas del universo  y resulta que las mujeres estuvieron por encima de sus capacidades. ¡Vale, qué se puede esperar de alguien que se pasó casi toda su vida mirando a las estrellas!”

¡Pero resulta que las mujeres también fueron un misterio para el mismísimo Freud! ¡Un tipo que se pasó treinta años  psicoanalizándolas en su consulta!

¡En fin! Si hombres con tanto talento declararon estar desconcertados ante el género femenino, ¿qué podemos esperar el resto de nosotros?

 

¿Qué cualidad masculina las atrae, más que ninguna otra?

 

¿Abdominales six-pack? ¿Una cuenta bancaria a partir de seis dígitos? ¿Voz grave, altura, espalda ancha? ¡Todo ayuda, no nos vamos a engañar! ¡A nadie le amarga un dulce, está claro! Pero esto no es lo que buscan las mujeres en un hombre.  No, en lo más profundo de su ser.  Al menos, la inmensa mayoría de ellas.

Lo que buscan las mujeres, lo que ellas esperan encontrar en un hombre se resume en una sola palabra: CONFIABILIDAD. O dicho de otra manera, un hombre en el que se pueda confiar.

Si además monta un caballo blanco o un deportivo rojo… ¡Bienvenido sea! Pero muy pocas están dispuestas a renunciar a la confiabilidad.

Muchos estaréis, ahora mismo, relacionando la confiabilidad casi en exclusiva con la fidelidad. Obviamente está relacionado. Pero, la confiabilidad, tiene que ver, sobre todo, con el hecho de ser quien dices que eres y hacer lo que dices que vas a hacer.  Como dice el refranero popular, “Obras son amores que no buenas razones”.

Ten claro esto: tu reputación se asienta en tus actos. No eres lo que dices ser. Eres lo que haces. Y cómo lo haces.  Si, por ejemplo, dices que eres una persona constante, que te gusta del deporte y que como te motivan los retos vas a participar en una carrera de diez kilómetros. Y resulta que no entrenas o lo haces irregularmente y cuando llega la fecha pasas de ir… ¡Mal asunto!

Cuando un hombre actúa sincronizado con lo que piensa o con lo que siente, resulta atractivo. La coherencia entre el decir y el hacer resulta de lo más sexy. Transmite el mensaje que es una persona que merece respeto. Que se compromete. Que es de fiar. Y todo ello, proporciona seguridad, serenidad, tranquilidad a las mujeres. Especialmente a su compañera.

 

¿Por qué es tan importante para ellas la Confiabilidad de su compañero?

 

No hace falta ser un Stephen Hawking o un Freud para llegar a una razón de peso: ¡Nadie quiere tener a su lado a alguien en quien no se pueda confiar! ¿Acaso lo quieres tú?

Pero si profundizamos en esta cuestión, encontramos en la ciencia y en concreto en la Antropología, una razón muy básica de por qué las mujeres llevan instalada de serie esta necesidad.

La cosa viene de muy atrás. De la prehistoria. En aquellos tiempos lejanos, como luego ha ocurrido prácticamente a lo largo de toda la historia, la seguridad y bienestar de ellas y, atención, esto es fundamental, el bienestar de su descendencia dependía de un compañero comprometido con ella y la familia.

Una mujer de las cavernas no podía juntarse con alguien que no fuera capaz de traer comida a casa. No se podía permitir el lujo de juntarse con alguien que decía que se iba a cazar y luego pasar la jornada tumbado bajo un árbol viéndolas venir. No podía juntarse con alguien que iba esparciendo sus genes con otras mujeres, así que se le presentaba la ocasión. No podía juntarse con alguien que no la defendiera de posibles agresores.

Hoy en día el papel de un hombre, de un padre comprometido sigue siendo fundamental para el bienestar de la prole. Está más que demostrado que los niños con un padre ausente o no comprometido, tienen más probabilidades de vivir en la pobreza, fracasar en el colegio y desarrollar problemas de comportamiento.

Por este motivo, una mujer del siglo XXI, aunque sea económicamente autónoma, y se trate de una primera cita, es muy probable que observando al hombre que tiene delante se pregunte, en lo más profundo de su ser, “¿Puedo confiar en él para tener descendencia?” “¿Este hombre está capacitado para hacerse cargo de mi y de mis hijos?

Sin que sea consciente de ello. Todo; el aspecto físico, la posición socioeconómica, sus hábitos, su forma de pensar, su temperamento, el tono de su voz, la manera en que mira, habla, escucha… TODO , va a ser filtrado bajo la luz de si es o no un buen candidato con el que transmitir los genes a la siguiente generación.

 

Alguno se estará preguntando; ¿Y en el caso de una cita concertada a través de internet para tener sexo esporádico? ¿También va a necesitar confiar en ti? También. O por lo menos sentirse segura contigo.

Para la mayoría de las mujeres, el sexo con un hombre al que acaban de conocer es una situación de vulnerabilidad. Los hombres solemos ser más corpulentos y fuertes que ellas. Y eso para ellas comporta un riesgo. Así que si tienes un temperamento o una actitud que le causa inseguridad, ¡olvídate de tu sesión de sexo!

¿Y si ella es más corpulenta y es cinturón negro de Tae-kwon-do? Pues si percibe que te importan poco o nada sus emociones y que la vas a utilizar como a un objeto para descargar tu testosterona acumulada. No se va a sentir respetada. Y muy probablemente te rechace.

Sea la situación que sea, te conviene, en cualquier caso, hacer que se sienta segura contigo. Que sienta que eres alguien en quien poder confiar. Solo así se relajará ¡Y la experiencia con ella será memorable!

La confiabilidad tiene que ver también con la sintonía emocional que establecemos con la otra persona.  Algo especialmente importante si queremos ir más allá de un primer encuentro. Si lo que queremos es establecer una relación de pareja con posibilidades de futuro.

Los hombres con la habilidad para conectar emocionalmente con sus compañeras, que consiguen que éstas se sientan comprendidas, respetadas, etc… van más buscados que la vida en otros planetas.

¿Qué  puedes hacer tú para desarrollar esta habilidad? ¡No perderte el vídeo de la semana que viene! ¡Descubrirás las claves que te permitirán conectar emocionalmente de la manera que necesita toda mujer! Cosa que  te facilitará  construir una relación sólida llena de bienestar y de futuro.

¿Qué opinas tú de esta cualidad fundamental? ¿Es importante para tí?  Escribe tu comentario.

Un saludo.

No Comments

Post A Comment